Según los datos presentados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el año 2014, un 96,4% de los hogares españoles disponía de al menos un terminal móvil,